¿Lecciones aprendidas? ¿La Crisis Hipotecaria se volverá a repetir?

por en Crisis Hipotecaria

Aplicación Préstamo Hipotecario

El desplome del mercado inmobiliario fue sin duda uno de los hechos más destacados de la historia americana y los efectos están todavía muy presentes en la actualidad. Desde las bajas tasas de interés y bajos precios de las casas en venta hasta un gran número de familias que enfrentan una ejecución hipotecaria, todavía no han llegado a la "normalidad" a pesar de que están avanzando a grandes pasos hacia la recuperación del mercado inmobiliario.

Sin embargo, todos estos esfuerzos, como el acuerdo de liquidación del banco, las leyes de ejecución hipotecaria, etc, son todos completamente inútiles a menos que se aprendan las lecciones de la situación que mantiene a los estadounidenses al borde de ponerse nuevamente en la misma situación en el futuro.

¿Hemos aprendido la lección finalmente?

Qué fue lo que llevó al Desplome del Mercado Inmobiliario?

Para empezar a responder esta pregunta, primero es esencial que examinemos exactamente qué fue lo que llevó a la caída del mercado inmobiliario.

En primer lugar, había una mezcla de préstamos irresponsables y la compra irresponsable de los propietarios de viviendas que quedaron atrapados en las visiones poco realistas de los precios de las viviendas siempre crecientes entre el 2000 y el 2006. En segundo lugar, se suponía que los precios de la viviendas siempre estarían subiendo y por lo tanto muchas personas compraron una casa más grande de lo que podían permitirse, en el supuesto de que si los precios seguirían aumentando (como se esperaba), entonces nunca sería un problema la venta de la casa (lo más probable sería obtener un beneficio).

Aunque uno podría pensar que la compra irresponsable se realizó principalmente por aquellos que tenían educación, un estudio indica que los individuos altamente educados Generación X fue la mayor población de consumidores que estaban actuando de manera irresponsable.

En concreto, los que ahora enfrentan una ejecución hipotecaria eran más propensos a ser incapaces de hacer un pago significativo para el hogar (que se tradujo en un mayor préstamo a valor) y tenían una renta más baja. Sin embargo, con la educación que poseían se proyectó que tengan un futuro financieramente sólido y por lo tanto se sobrepasaron (lo que llevó a tomar más de lo que actualmente se podrían permitir).

Obviamente otros temas incluyen prestamistas aflojando sus estándares de crédito y préstamos a estas personas, así como crecientes precios de las viviendas que eran ridículamente altos en el pico durante el 2006. Sin embargo, al final del día fue sobre todo el resultado de consumidores que compran una casa más grande de lo que podrían realmente permitirse.

¿Hemos Aprendido la Lección?

Lo más probable es que la respuesta a esa pregunta sea un rotundo "NO". Nosotros, como consumidores, es muy probable que no hayamos aprendido la lección ya que no ha habido un cambio drástico en la mentalidad estadounidense. Por otra parte, los prestamistas es más que probable que no hayan aprendido la lección ya que no han habido cambios significativos a las leyes de préstamos que ayudan a evitar que el problema se repita en el futuro; en cambio, hubo sólo el acuerdo de arreglo de ejecución hipotecaria que no es más que una palmada en la muñeca.

Otro problema potencial es, irónicamente, algo que está ayudando a impulsar la compra de casas y la construcción de viviendas: las bajas tasas de interés.

Históricamente, las bajas tasas de interés hacen que la compra de una vivienda sea más asequible, lo que normalmente sería fenomenal. Pero, como fue el caso en la década de 1990 con tasas bajas, por lo tanto préstamos más baratos y más fáciles de obtener no siempre son necesariamente buenos; especialmente cuando se ofrece un incentivo adicional para comprar una casa más grande de lo que realmente puede pagar. A esto se suman, los precios por los suelos que fomentan una mentalidad que dice: "Hey, los precios no pueden seguir bajando más, sólo pueden ir para arriba!"

Para aquellos que de alguna manera se perdieron el 2007, los precios pueden y van a bajar. Hay una cantidad increíble de dinero que se hará en el mercado en los próximos años para los inversionistas, y un montón de casas baratas en venta para los aspirantes a propietarios de viviendas. Pero los compradores de casas tienen que aprender a comprar sólo las propiedades que se pueden permitir y vivir dentro de sus posibilidades.

Todo eso, además de serias reformas legales, podrían evitar otra crisis de ejecuciones hipotecarias en camino.

disclaimer