Esfuerzos Para Reducir Casas en Ejecución en Miami

por en Ciudades

En algunos estados ya han comenzado a crear programas obligatorios de mediación para reducir el número de casas en ejecución. Un equipo designado por el Tribunal de Supremo de Florida determinó exigir a que prestamistas y prestatarios a que contemplen todas las alternativas posibles antes de la ejecución judicial. El tribunal del Circuito 11 de Miami-Dade ya está funcionando de esta forma y aseguran que han logrado resolver varios casos.

A nivel federal los esfuerzos del plan de rescate solamente logran ayudar a un 12 por ciento del total de los propietarios que consiguieron refinanciar sus créditos hipotecarios. Este sería un indicador del gran número de casas en ejecución que se podrían sumar al mercado en los próximos meses.

Según un reporte del Tesoro federal, 360.165 propietarios pudieron refinanciar sus pagos hasta agosto, desde los 235.247 hasta julio. Un importante funcionario de la propiedad dijo que aún deben tomarse mayores medidas para hacer frente a la crisis inmobiliaria y de las casa en remate.

El informe mostró que sólo un 9 por ciento del total de propietarios que en julio estaban en condiciones de modificar sus préstamos logró hacerlo. El asesor de instituciones financieras, Michael Barr, dijo que se produjo un pequeño avance durante agosto.

Barr dijo que el programa de modificación de hipotecas que se lanzó durante este año tiene como objetivo llegar a ayudar a 500 mil personas hasta el 1 de noviembre. De todas formas, el funcionario aseguró que la cifra es pequeña comparada con el problema de la crisis inmobiliaria en Estados Unidos.

Desde el Tesoro creen que el programa de modificación de hipotecas (HAMP, por sus siglas en inglés) es exitoso pero de todas formas deberían preverse millones de casas en ejecución.

Barr cree que la mejora del sector de bienes raíces es indispensable para la recuperación de la economía de los Estados Unidos. El aumento de las casas baratas a la venta y la caída de los precios eran el centro mismo de la crisis financiera y económica

Los analistas suponen que en los próximos años podrían llegar a existir unos 6 millones de casas en ejecución. El Tesoro planea seguir trabajando a un mayor número de familias que podrían estar en peligro de perder su propiedad.

Según se supo, muchos prestamistas no ayudaron a que sus clientes modifiquen las condiciones de sus créditos hipotecarios. Algunas compañías ayudaron a quienes se encontraban a 60 o más días atrasados.

disclaimer