Bajaron las Casas Reposeídas en Carolina del Norte

por en Casas Reposeídas

Las casas reposeidas en Carolina del Norte cayeron un 51 por ciento en septiembre, en comparación al año anterior. En el condado de Rowan este número llegó de 53 en julio de 2008 a 105 en julio de este año, un incremento de casi un 100 por ciento. Desde julio, estos números han bajado hasta un nivel similar al del año anterior.

Las casas reposeidas en Rowan siguen creciendo y los programas federales, estatales y locales intentan reducir la cantidad de ejecuciones. Los desarrolladores y constructores están sintiendo los efectos del alto número de remates. Muchos propietarios siguen retrasándose en los pagos, enfrentándose a exclusiones a pesar de la existencia de los programas de ayuda. Los remates en el estado en el tercer trimestre – julio a septiembre – cayeron un 6 por ciento.

En los últimos meses los tipos de ejecuciones han cambiado. “Estamos haciendo loteos, desarrollos, construcciones comerciales, no sólo residenciales”, dijo Jeff Barger, secretario de la corte. Él dice haber visto una caída en los primeros 3 a 4 meses de este año, pero hoy estos números vuelven a crecer.

La situación puede estar agravándose para los propietarios. Lou Adkins de Desarrollo Comunal de Salisbury, dice ayudar a entre 75 y 100 personas cada mes. “La mayoría de los bancos y entidades hipotecarias están modificando sus préstamos. El mayor problema es que la gente no consulta sino hasta recibir la notificación de exclusión. El proceso (la modificación de préstamos) toma de cuatro a cinco meses”, dijo, y aconsejó buscar ayuda desde el inicio del retraso en los pagos.

Mac Butner, secretario ejecutivo de la Asociación de constructores de Salisbury-Rowan, lamenta la situación de los constructores del país. “Es una constante en el Estado, los desarrolladores deben entregar los terrenos por falta de financiación. La mayoría está cumpliendo con los pagos pero no logran desarrollar el mercado ni vender las obras luego“.

Butner cree que la industria residencial tardará años en reactivarse. Dijo también que el gobierno debe enfocarse en detener las casas en ejecución. “Los incentivos no han solucionado el problema habitacional. Si se solucionara, se solucionaría también la economía. Nuevas casas significan nuevos electrodomésticos, nuevos muebles, nuevas cortinas, nuevos equipamientos de entretenimiento. Es un efecto dominó. Pasan muchas cosas buenas cuando finalmente se inicia la venta de casas”.